Publicación exclusiva sobre la hipótesis de las paleovisitas extraterrestres
CONTCTO
 

LOS MISTERIOS DE LA MUJER DORADA DE UGRA

Se ha dicho que la Mujer Dorada estaba

hecha de oro puro. Nadie tenía derecho

a verla ni a entrar en su cueva repleta de

tesoros, a excepción de los guardianes

que vestían ropa roja y traían regalos de

las tribus locales de la taiga.

PAUL STONEHILL

PAUL STONEHILL

EUA

rurcla@hotmail.com  

 

Introducción

 

Siberia es parte del territorio asiático de la Federación Rusa entre los Montes Urales en el Oeste y las montañas del Lejano Este ruso; y entre el Océano Ártico en el Norte y las estepas de Kazajstán y Mongolia en el Sur. Está dividida en Siberia Occidental (ocupando predominantemente las tierras bajas occidentales y las montañas de Altai) y Siberia Oriental (comprendiendo la elevación que ocupa principalmente la meseta siberiana media).  

 

Siberia occidental ocupa el territorio entre los Montes Urales en el Este, y el Río  Yenisey en el Oeste.

 

El Konda es un río de Siberia Occidental, un afluente del poderoso Ob. El autónomo Khanty-Mansiysk Okrug, se localiza en la parte central de la cuenca del Ob-Irtysh,  por lejos el más grande en Eurasia. Los bosques pantanosos rodean las orillas del Konda. Los inmensos pantanos, los numerosos ríos y lagos, ricamente arbolados, son el distintivo de este territorio. Los inviernos son muy fríos, y la nieve cubre la tierra durante muchos meses. Los veranos son húmedos, infaustos por sus diluvios y miríadas de mosquitos. Aquellos que viven en el área mantienen encendido el fuego en sus chozas todo el año para salvarse de los enjambres de insectos de cada día.

 

Esta es la tierra de Ugra, lugar de alguno de los hasta - ahora -  no -  resueltos misterios antiguos.

 

La tierra ha sido poblada por varias tribus desde tiempos antiguos, tan remotos como la era Mesolítica.

 

Ellas dejaron atrás muchas tumbas, asentamientos, artefactos y misterios no resueltos. Uno de ellos es la leyenda de la Mujer Dorada (Zolotaya Baba en ruso;  baba es un término arcaico para mujer; usado hoy principalmente como una palabra de la jerga, degradante para las mujeres; y  también significa abuela).

 

Permítasenos ocuparnos de la gente que hubo rendido culto a la Mujer Dorada, y cuya mitología puede ayudarnos a desentrañar sus secretos.

 

 

Etnografía

 

Hoy el territorio de la tierra de Ugra es bien conocido como el Khanty-Mansiysk Okrug Autónomo (Distrito). Es la patria histórica de tres nacionalidades pequeñas. Ellos son los Khanty, los Mansi y los Nentsy (Selkupy). Son aproximadamente unas 30.000 personas. En este artículo estamos principalmente interesados en los Khanty y los Mansi. Para entender sus creencias, necesitamos indagar en sus orígenes e historia.

 

Durante la Edad de Bronce y comienzos de la de Hierro, las estepas forestales de Siberia Occidental  fueron recorridas y habitadas por criadores de caballos nómadas.  Se piensa que estos nómadas fueron las primeras tribus Ugric. Los criadores de caballos y cazadores-pescadores del norte interactuaban estrechamente. Después  las tribus de Samoyedo invadieron la Siberia del noroeste hacia finales del primer milenio a.C. Como resultado de las interrelaciones étnicas, los nómadas de Ugric incorporaron elementos de la cultura samoyeda.

 

Los nómadas de Ugric, excepto los húngaros, permanecieron en gran parte en las estepas forestales o en las regiones del Ártico. Los nómadas dejaron las áreas norteñas alrededor del 2.000 a.C y se convirtieron en ”jinetes nómadas" de las estepas, viviendo en un ambiente étnico turco entre los siglos 4 y 9 de la Era Cristiana. Los magiares abandonaron estas estepas arboladas en el siglo 9 EC, para emigrar a Europa Central y formar la nación húngara. Sus hermanos Ugric se trasladaron al norte. Allí se dedicaron a la caza, a la pesca  y la cría del reno. Vivieron en chozas de troncos pero durante sus expediciones de caza en los fríos inviernos, las tiendas hechas de pieles de animales fueron de más utilidad para esta gente. Las tribus pastoras de renos vivían en tiendas especiales (chozas) cubiertas con piel de reno o bien corteza de abedul en el invierno.

 

El antiguo proto-idioma de los Urales se hablaba entre la curvatura del Volga en la Rusia Oriental y el Río Ob en Siberia Occidental. Éste era el idioma de los Khanty y los antepasados de los Mansi. El idioma de los Khanty y Mansi pertenece a la familia  Finno-Ugric que también incluye los idiomas de los húngaros, estonios, Saames, Udmurts, y Komis, etc.,

 

Los idiomas Finno-Ugric y samoyedos forman la familia del lenguaje de los Urales. Los Nenets, Enets, Nganasan, Selkup, Kamas  pertenecen a los idiomas samoyedos. Las personas que hablan estos idiomas viven en la Siberia Occidental, a excepción de la mayoría de los Nenets que vive en el norte europeo. A lo largo de la ribera del Río Ob los poblados Nenets alcanzan el área del denso bosque de la taiga siberiana.

 

Antropológicamente, los Nenets son representantes de la raza de los Urales con marcadas características mongoloides que superan la media.

.

El idioma húngaro está clasificado como un miembro de la rama Ugric de los idiomas de los Urales; y como tal se lo relaciona muy estrechamente a los idiomas de los Ob-Ugric, Khanty y Mansi. También está relacionado, aunque más a la distancia, al finlandés y estonio, que son (como el húngaro) idiomas nacionales. Los antepasados de las siguientes (y todavía vivas) poblaciones también hablaron el proto-idioma de los Urales: lapón, Karel, Veps, Izhora, Livonian; Mari, Mordva; Komi, Udmurt; Khanty, Mansi, Selkup, Nenets, Enets y Nganasan.

 

Como nombres oficiales, las palabras "Khanty" y "Mansi" fueron aceptadas después de 1.917, pero en los antiguos documentos del Imperio Ruso y en la literatura científica, el pueblo Khanty era mencionado como "Ostyaki" y a los Mansi se les llamaba Voguly o Vogulichi.

 

El término Ob-Ugric se ha usado en la escritura científica para designar a los Mansi y  Khanty como una entidad. Yugra y Yugoria eran los términos rusos en las crónicas de los siglos XI-XV para el Territorio Ártico de los Urales, Siberia Occidental y las tribus que vivieron allí.

 

En ucraniano, la palabra Ugorschina quiere decir Hungría.

 

Hasta donde sabemos ahora, los Khanty y los Mansi se originaron de culturas relacionadas y sin embargo diferentes. Ellos no compartieron un solo gobernante ni un sentido de identidad común. Más bien pertenecieron a muchos clanes separados. El jefe tribal hereditario gobernaba tales clanes dispersados por la nación.

 

Los Mansi se establecieron más cerca de los Urales, en sus laderas, en los afluentes del Río Ob, el Konda y el Sosva Norte. Los Khanty se establecieron en el valle del Ob y los Narym sobre su desembocadura y cerca de sus afluentes.

 

La base de los grupos tribales Ob-Ugric fue un clan de línea paterna.

 

La religión del pueblo Ob-Ugric era totémica (cada clan poseía una tótem sagrado), así como animista. Los shamanes (los sacerdotes tribales o "curanderos") dirigían los ritos religiosos en estos lugares sagrados. Los caballos, renos, y otros animales eran sacrificados bajo un árbol. Se embardunaban efigies de espíritus (alrededor de sus bocas) con sangre; así es cómo se “alimentaban" En la antigüedad también se realizaron sacrificios humanos. Los shamanes usaban tambores para sus ceremonias, y en el pasado cada familia tenía un tambor. Se creía que el espíritu guardián de la familia de los Khanty vivía dentro del tambor. Durante las visitas los shamanes usaban el tambor familiar para sus ceremonias.

 

Los shamanes en realidad no tenían que llevar ninguna ropa especial salvo una gorra.

 

 

Los Mansi

 

Como grupo étnico, los Mansi surgieron de la fusión de las tribus locales de la cultura neolítica de los Urales y las tribus de Ugric. El idioma Mansi pertenece al sub grupo de Ob-Ugric de la rama Finno-Ugric de los idiomas de los Urales. Ya  en los años de1.920 un gran número de Mansi hablaba este idioma. Pero hoy sólo algunas personas mayores lo hablan con fluidez.  

 

Las mujeres tenían mayor igualdad entre los Mansi que entre los Khanty.

 

 

Los Khanty

 

El antiguo nombre del pueblo Khanty era Ostyaki (es decir, extraño en turco) o Ushtyak que fue lo que los tártaros siberianos llamaron Khanty.

 

La primera mención de los Khanty, bajo el nombre de Ostyaks, fue en 1.572. Los nombres nativos son Khanty, Khande y Kantek. Todavía no sabemos cómo se originó el término Khanty. Lo más probable es que haya derivado de la combinación "Khondy-Kho" (en el idioma de Khany significa "hombre del río Konda"). Otra explicación para Khanty es "pueblo de Khan” y los relaciona con el nombre de los Hunos.

 

Aunque los Khanty se convirtieron (o fueron obligados a convertirse) al cristianismo ortodoxo ruso en los siglos 17 y 18,  conservaron algunas de sus creencias y costumbres. La más famosa es la llamada Fiesta del Oso, sagrada para todas las tribus y clanes. La fiesta incluye la narración de cuentos de hadas, mitos; cánticos del  "canto del oso”, matanza del animal, y bailes rituales con  participantes enmascarados.

 

El sacrificio animal a sus deidades y espíritus es esencial en las creencias de los Khanty. Ellos buscan la buena fortuna en sus ocupaciones principales: la pesca y la caza, y así pueden conseguir la buena voluntad de sus dioses. Ningún régimen que hubo controlado Rusia desde la conquista de Siberia Occidental hasta 1.991 ha podido borrar los sagrados rituales de los Khanty.

 

El antiguo pueblo Khanty  ha conservado numerosas creencias y cultos a lo largo de los siglos, sin tener en cuenta las dificultades obvias.

 

 

Los Nenets  

 

La construcción de la fortaleza de Krasnoyarsk en 1.628 señalaba el grupo de todos los pueblos samoyedos bajo el dominio ruso. Para alarma de los conquistadores rusos hubo numerosos levantamientos en los que los Nenets también participaron.

 

 

Mitos sobre Ugra y su gente

 

 Un antiguo documento ruso muy conocido, La Crónica de Néstor sugiere que los Ob-Ugrians pertenecen a la descendencia de Jafet, hijo de Noé.

 

El Relato de los Años Pasados, también conocido como La Crónica de Néstor, se creía que era obra del Monje Néstor de Kiev, pero ahora los científicos piensan que realmente era una recopilación del trabajo de muchos hombres.

 

Se decía que Jafet poseía todas las regiones norteñas, incluso Scythia (Skufia), según los autores:

 

"Después de la caída de la Torre de Babel y la confusión de lenguas, los hijos de Jafet ocuparon los países del Oeste y del Norte"...

 

Los "Ugras" han sido mencionados entre su descendencia pagana (jazyci). Un relato de los Años Pasados  se refiere a los samoyedos como vecinos y aliados de los ugranianos. En la crónica ellos aparecen como samoyedos.

 

Néstor establece en su descripción de los Ugras una correlación con los informes de Alejandro el Grande, el intrépido macedónico conquistador del mundo. Las  descripciones del griego eran bastante poco halagüeñas:”... las personas desaliñadas  de la tribu de Jafet.  Asquerosos  como  eran, él los vio comer toda clase de cosas repugnantes, como mosquitos, moscas, gatos y serpientes. Tampoco, enterraban los cadáveres, sino que los canibalizaban, como con los abortos y los animales".

 

Las personas de Ob-Ugric fueron consideradas caníbales por los europeos orientales que nunca entraron en contacto con las tribus siberianas hasta finales de la Edad Media. Las descripciones que aparecían en Europa eran de tribus poco familiares, que habitaban las tierras de Ugra Oriental;  fueron principalmente llamados samoyedos. Se pensaba que eran caníbales, y las versiones un tanto fantásticas continuaron.

 

Sin embargo, un viajero europeo de la primera época, un fraile franciscano llamado Giovanni del Plano Carpine, que había viajado por Asia Central y Mongolia en los años 1.245-47 (como enviado del Papa Inocencio IV a Mongolia y Tartaria) proporcionó interesante historias sobre aspectos misteriosos del pueblo de Ob-Ugric (él los llamó samoyedos).

 

 Carpine dejó su monasterio en 1.245, y al año siguiente llegó a la corte mongol en Syra Orda. Allí se encontró al nuevo emperador (el Gran Khan) Kuyuk Khan, e hizo útiles observaciones sobre los mongoles, sus hábitos, costumbres, el país, los vecinos,  los pueblos que ellos vencieron e historia.

 

Uno de los informes de Carpine describía un fenómeno misterioso que hace pensar en armas de alta tecnología del futuro.

 

Cuando la población local en una área (probablemente Ugra, pero no es seguro), oyó al ejército tártaro (como eran conocidos los mongoles en Europa) acercándose, empezaron a destruir una montaña. Los invasores fueron frustrados, y se marcharon por diez años o algo así. Cuando los tártaros volvieron, encontraron ruinas. Entonces intentaron acercarse a los vecinos del lugar, con metas obvias en mente, pero no lograron hacerlo. Los tártaros se toparon con una formación parecida a una nube entre ellos y los lugareños, y no pudieron penetrarla. En realidad, los tártaros perdieron la vista al acercarse a la montaña. La población local supuso que los tártaros estaban asustados, y comenzó un ataque. Pero cuando alcanzaron la nube, ellos, tampoco,  pudieron adentrarse a través de ella.

 

La conquista de Rusia y la anexión de Siberia Occidental no hicieron mucho para mejorar la imagen de los Mansi y del pueblo Khanty que fueron descritos como viviendo en la tierra de la oscuridad, adoradores de un ídolo que devora cosas repugnantes y bebe la sangre de los animales. Si desechamos las descripciones exageradas de estas personas en los relatos medievales, vemos que ellos hicieron  sacrificios animales, bebieron la sangre fresca de animales, y comieron su carne cruda. Pero seguramente no eran ningunos monstruos, como se los describe en los informes de Alejandro El Grande  y en los relatos de algunos exploradores árabes y europeos; ellos no tenían cabezas de perro en sus cuerpos (excepto como parte de su vestimenta tradicional) ni pies de buey; ni era genios.

 

Los exploradores árabes y europeos medievales tenían a menudo nociones preconcebidas sobre el país. Las grandes distancias y las severas condiciones del clima de Rusia impedían una investigación detallada y una exacta valoración y comprensión.  

 

Pero la descripción de Ahmed Ibn Fadlan de un ser humano gigante merece un análisis detallado por fuera del tema de este artículo.

 

Antes de que procedamos, me gustaría ofrecer una visión para llegar a comprender al pueblo de Ob-Ugric por aquellos que de verdad los conocieron. Los exploradores rusos, como G., Dunkin-Gorchavin que estudió a los Khanty al principio del vigésimo siglo, tenía esto para decir sobre esta gente: “ellos eran sumamente honrados, pacíficos, de buen corazón; nunca lucharon entre ellos, y crearon un sistema de bienestar compartido que eliminó la pobreza de sus filas. Incluso aquellos ancianos miembros  tribales que no tenían a nadie para apoyarlos y habían perdido su habilidad para trabajar encontrarían provisión en las casas de los parientes más adinerados, que los alimentarían en todo momento. Los Ostyaki eran tan pacíficos que casi no habían oído hablar de asesinatos, y porque respetaban la propiedad privada, el robo y el engaño eran bastante raros.” Otro explorador ruso, I. G. Ostroumov se hizo en esencia eco de las palabras de Dunkin-Gorchavin cuando describió al pueblo Mansi en 1.904.

 

El origen de la Mujer Dorada

 

Se ha dicho que la Mujer Dorada estaba hecha de puro oro. Nadie tenía derecho a verla. Nadie tenía el derecho de entrar en su cueva, llena de tesoros. La excepción era para los guardianes hereditarios que llevaban vestimenta roja y reunían para el ídolo de la taiga los regalos traídos por las tribus locales.  

 

 ¿Cómo llegaron a poseer los Ob-Ugrians su sagrada Mujer Dorada? Al principio se rumoreaba que la habían hecho en Roma, y fue llevada a su tierra por los guerreros Ob-Ugric que habían participado en una campaña militar de Alarich, el rey de los visigodos que capturó y saqueó Roma en el 410, y murió el mismo año. Los guerreros trajeron el ídolo con ellos al lejano Océano Ártico. Sin embargo, tales estatuas huecas no se manufacturaban en Roma. Tampoco parecía romana, al juzgarla por sus características. Es muy posible que los orígenes de la estatua estuvieran en la antigua India o en Sumer... o más allá.

 

 

La India y la mitología Ob-Ugric

 

¿Hay una conexión con India?

 

Los antiguos antepasados de los Khanty y los Mansi tenían contactos con los indoeuropeos antiguos que habitaron la estepa y el bosque  de Siberia Occidental. Los indoeuropeos, antepasados de la gente del norte de India; de  los persas y escitas, practicaban la cría del caballo. Un número de palabras indo-arias se volvieron corrientes en el pre-idioma proto-Finno-Ugric (es decir, el idioma de los Urales después de que los samoyedos se separaron de él). La India ejerció gran influencia en Asia Central y en tierras de más allá en el 3 er milenio a.C. Los trabajadores migratorios de India y los comerciantes se mezclaron con los pueblos proto-urálicos, e intercambiaron creencias, tradiciones, y palabras.

 

Curiosamente, el finlandés, llamado Suomi por sus hablantes, es un miembro de la familia del idioma Finno-Ugric, y, como el dravidiano, es un idioma aglutinante.

 

Los idiomas aglutinantes se basan en limitados morfemas para expresar el significado.  

 

Cuando los antepasados del pueblo Ob-Ugric se trasladaron hacia el norte, a las inmensas regiones de la taiga, llevaron con ellos la influencia de la India.

 

La cultura Ob-Ugrian es diversa y abundante, con su propio folklore nativo y también con tradiciones prestadas y asimiladas.  

 

La mitología  Ob-Ugric es muy complicada, y ha sido investigada por estudiosos estonios, rusos, y occidentales. Las deidades tienen muchos nombres, y  características diferentes, dependiendo del lugar de Ugra en el que viven los creyentes. Pero nosotros deberíamos echarle un breve vistazo para entender las creencias de la gente de Ob-Ugric.

 

Kaltesh-Anki es Myg-imi, o Madre Tierra. Algunos Khanty creen que ella realmente es la esposa de Numi-Turum, y que fue echada del Cielo por su esposo. La razón para esto fue su relación sexual con otra deidad.

 

Numi-Turum (turum significa dios en el idioma Khanty), quien creó el mundo y los seres humanos, habita el séptimo suelo del Mundo Superior. Está aislado de los simples mortales, y para entrar en contacto con él, los humanos deben hacerlo a través de una deidad menor. Los Mansi creen que Numi-Turum creó al primer ser humano de la arcilla, y que Kaltesh-Anki le dio el alma a ese humano. Luminoso y brillante es como algunos Ob-Ugrians llamaron a su dios de los cielos.

 

La deidad más cercana a los humanos es el Agrimensor del Mundo (o El hombre que cuida del Mundo), Mir-susne-Xum para los Mansi, y Sorni-iki para los Khanty, el séptimo hijo de Numi-Turum. Él es el jinete celestial, y su corcel puede moverse alrededor del cielo a la velocidad de luz. El corcel tiene ocho alas. Esto es según la excelente investigación publicada por el científico estonio Anzori Barkalaja en la revista estonia  “Pro-Ethnologia” (Estudios Árticos 3), número 8, y otros escritos de  investigación de científicos rusos y estonios.

 

Esta deidad ayuda a los humanos a contactar a su padre, Numi-Turum; él es el mediador principal o intermediario. Pero cumple ese mismo papel entre los humanos y Kaltesh-Anki,  quien lleva la cuenta de las vidas de las personas y determina cuánto tiempo vivirán. Mir-susne-Xum, de este modo, es similar a la deidad de los escandinavos, el dios Odin. En la mitología india, Indra, el dios del trueno, y Dyaus, el dios del cielo, existieron separadamente, así como Numi-Turum y su séptimo hijo en los mitos de Ob-Ugric. Dayus o Dyaus era el creador hindú y dios del cielo y padre de Surya el dios del Sol y Agni el dios de fuego.

 

Además, algunos  Mansi creían que las apariciones de Numi-Turum estaban acompañadas de retumbantes sonidos en el cielo.

 

 

Sumer

 

¿Hablaban en sumerio los creadores y los guardianes de Zolotaya Baba?

 

Los sumerios fueron la primera civilización en el mundo, localizada en la parte más meridional de Mesopotamia entre los ríos Tigris y Éufrates. Sumer se estableció primero entre el 4.500 y 4.000 a.C, y por el 3.500 a.C. los sumerios adquirieron una religión y una sociedad que influyó en sus vecinos y sus dominados.  

 

El antiguo Sumer vino a mi mente cuando leí por primera vez el nombre de la diosa de la fertilidad y el alumbramiento de los Ob-Ugrian.  Ya la hemos presentado: Kaltesh-Anki (también Kaltash, y Anki-Pugos), la hija de la deidad del cielo, Numi-Turum; ella lleva la cuenta de la extensión de las vidas humanas. Pero yo no fui el único en ver  una conexión. El científico estonio, Aado Lintrop, publicó varios excelentes artículos sobre la cultura Ob-Ugric. Uno de ellos, “El Gran Roble y el Hermano-hermana”, se publicó en el volumen 16 de”Folklore” (el periódico electrónico de Folklore), Tartu, Estonia, 2.001. Linthrop no sostiene una relación directa con la mitología de Sumer, pero hace hincapié en los principios y fenómenos que "muy probablemente han sido universales". Inanna, la diosa sumeria del amor, la fertilidad y la guerra, era la hija de Ani, el dios del cielo.

 

En la mitología húngara la diosa Boldog Asszony es la diosa del nacimiento, de la fertilidad y las cosechas. Los científicos húngaros, Dr. Ida Bobula y Fred Hamori, coinciden en que no era Inanna, sino la antigua diosa sumeria BAÚ la homóloga ideal de Boldog Asszony en el nombre y en la función. La deidad sumeria (también conocida como BABA, y GULA) era a la vez la tercera en el rango entre los antiguos dioses  sumerios. No creo que la palabra sumeria BABA y las babas rusas tengan el mismo significado; probablemente se trata nada más que de una simple coincidencia, pero en el futuro, cuando la mitología de los Ob-Ugric se convierta en el foco de una investigación internacional comprensiva, los científicos podrían descubrir una explicación alternativa. Cuando nos ocupamos de Kaltesh-Anki,  deberíamos recordar que se creía que la BAÚ sumeria era la diosa de la prodigalidad, una sanadora, y proveedora de cosechas y comida, la dadora del nacimiento y la fertilidad, y dadora de vida (partera), que ayudaba a traer la vida al mundo.

 

Yo quise ampliar en mayor detalle la correlación de BAU, y desarrollé la investigación pertinente.

 

Dumuzi era el dios de la cosecha de la antigua Mesopotamia, el dios sumerio de la vegetación y el averno. Famoso por su corona lunar con cuernos, él era el hijo-esposo de la diosa Gula-BAU. Curiosamente, fue representado sentado delante de la serpiente en el relieve "La Diosa del Árbol de la Vida" hacia el 2.500 a.C. El pueblo Ob-Ugric tenía un concepto del árbol mundial, como informó el viajero y misionero árabe Al-Garnati. Aado Linthrop analizó de manera brillante este árbol y los árboles similares de otras culturas, en su artículo arriba mencionado, y yo no lo haré aquí. Basta decir que otras culturas antiguas tenían mitos parecidos.

 

BABA o BAU era una diosa sumeria de la ciudad de Lagash, ubicada aproximadamente a 70 kilómetros al norte de Ur, y patrona del rey. Ella también es una diosa madre y una diosa sanativa. Baba es la hija del dios del cielo Ani, y consorte del dios de la fertilidad Ningirsu. Ella fue llamada a menudo la madre Baba, y se la identificó con la diosa Gula. Una de las fuentes de la asistencia sanitaria para los sumerios era el Templo de Gula. Gula era una de las diosas más importantes de la sanidad. Estos templos eran sitios para el diagnóstico de enfermedades, así como bibliotecas que contenían muchos textos médicos prácticos. Gula fue primero conocida como BAU, o Ninkarrak, en la religión de la Mesopotamia, la diosa de la ciudad de Urukug en la región de Lagash y, bajo el nombre de Nininsina, la reina de Isin, (la diosa de la ciudad de Isin), al sur de Nippur.

 

Ya en 1.990, los arqueólogos que trabajan en Irak descubrieron los restos de un templo gigantesco (de alrededor del 1.300 a.C), dedicado a la antigua diosa de la medicina, Gula.

 

¿Adónde nos conduce todo esto?

 

 

Fuego extraño

 

Valentin Krapiva, un investigador de fenómenos paranormales de Ucrania, ha investigado las historias sobre la Mujer Dorada de Ugra, así como la mitología de Ob-Ugric y afirma que ella se parece muchísimo a la diosa Kaltesh. Él publicó el artículo titulado “Tayna Siyayuschey Zhenshini” en una revista de Odessa, Zagadki Sfinksa, en 1.992. Krapiva encuentra varias similitudes entre Yumala y la deidad Kaltesh. Guste N. S. Trubetskoy, un famoso etnógrafo ruso y fundador de la lingüística estructural, cree que Yumala era originalmente de India. Yumala era como los escandinavos llamaban a la Mujer Dorada.

 

Krapiva proporciona otra versión de la mitología Ob-Ugric.

 

Como Kaltesh, que lleva la cuenta de la duración de las vidas humanas, se decía que Yumala proporcionaba predicciones exactas durante las ceremonias propiciatorias. Krapiva es de la opinión que Yumala no era “dorada", sino realmente luminosa. La palabra Mansi “Sorin” significa tanto "oro" como "luz del Sol".  De ahí que, Yumala realmente podría ser radiante (como Numi-Turum que era luminoso, debo agregar). Desgraciadamente, a los europeos sólo les llamó la atención el término "dorado". Como tal, ella debe ser comparada con  Kaltesh, que al igual que su marido Numi-Turum, eran deidades extraordinarias. Cuando fue exiliada del Cielo, la pareja aterriza en la Tierra, y envía a sus seis (no siete, según Krapiva) hijos a todos los rincones del planeta. Para moverse alrededor del mundo los hijos utilizan una nube alada, y sólo se comunican con aquellos seres humanos que poseen habilidades excepcionales. Numi-Turum vive en soledad, en una luminosa casa o morando en el "séptimo cielo".  Es desde allí que envía a sus mensajeros a la Tierra, pero en ocasiones recibe a los mensajeros humanos que son dignos de relacionarse con él (los Khanty, debo agregar, creían que los shamanes sólo podían alcanzar el quinto cielo o suelo del  mundo superior). La morada de Numi-Turum es fascinante. Hay recipientes conteniendo agua "viviente" y "muerta".  El amo de esta morada puede enseñarles a  las personas dignas diferentes ocupaciones útiles y artes, así como las curativas. Una vez su consorte Keltesh le pidió que él fortaleciera a la Tierra con un cinturón de hierro. Él la complació, y el cinturón se convirtió en los Montes Urales. De ahí que Numi-Turum supo sobre los minerales férricos de los Urales en los tiempos antiguos. Él fue capaz de realizar toda clase de milagros. Cuando le llegó el tiempo de morirse, Numi-Turum se sumergió en las aguas del Diluvio, y recobró su juventud.

 

Luego Krapiva agrega un episodio sobre Nuri-Turum que me recordó las mitologías de China antigua y Creta minoica. Kaltesh necesitó defenderse de las entidades hostiles, y Nuri-Turum  la obligó a crear a los menkvi, los hombres-lobos gigantescos. Sus cuerpos eran invencibles. Pero aun si algo destruía a los menkvi, había una manera de reparar el daño. Era posible crear un nuevo menkvi de los cuerpos de sus camaradas caídos. Así como es posible usar partes de robots para construir otro robot.

 

Y esta pieza de información sobre los menkvi nos lleva al Oriente.

 

El año pasado publiqué un artículo sobre el Emperador Amarillo de China en la revista FATE. Huang-ti, el emperador, tenía ayudantes fascinantes que desarrollaron la civilización en el sur de China. Es difícil de discernir su naturaleza exacta, si los ayudantes eran organismos vivientes, mecanismos independientes, o robots controlados a distancia. Las fuentes antiguas los mencionan como "Chi Yu y sus hermanos".  Los hermanos eran idénticos.

 

Chi Yu tenía cuatro ojos (por lo menos, así era considerado), seis brazos, o manipuladores. La cabeza de Chi Yu estaba hecha de cobre y tenía una frente metálica, y extraños tridentes en lugar de orejas. Según las leyendas locales, la cabeza metálica estaba aislada del cuerpo (con todos los resguardos apropiados), y enterrada separadamente. Años después esta cabeza continuaba emitiendo calor. En ocasiones una especie de vapor rojizo como una nube venía del lugar de entierro. Chi Yu podía entrar en áreas escabrosas, como un vehículo todo-terreno, y tenía la habilidad de volar aunque fuera por un corto lapso. La criatura comía "piedras y arena" y a través de esa dieta obtenía la energía que le era necesaria para sus movimientos. Lo más probable es que fueran mecanismos autónomos complejos, muy semejantes a los robots.

 

Debemos dejar ahora la antigua China y viajar a otra fascinante, misteriosa y fabulosa, civilización antigua, la de Creta minoica.

 

En la mitología griega, Cronos era el hijo de Urano y Gaia y el más joven de los doce Titanes. Zeus era el hijo más joven de Cronos y Rea. Él se convirtió en el gobernante supremo del Monte Olimpo y del Panteón de deidades que moraban allí. Zeus guió la rebelión contra su padre y la dinastía de los Titanes, los derrotó y luego los desterró. Talos era el gigante de bronce protector de Creta, una criatura hecha de bronce, dada por Zeus a Europa y sus pequeños hijos después de que él derrotara a Cronos, para ser el protector y guardián de Creta…

 

Él fue el último de una generación de hombres de bronce, provenientes de los fresnos. Talos custodiaba a Creta corriendo alrededor de la isla tres veces por día. Al ver aparecer a los intrusos, él los golpeaba con enormes piedras (como hizo contra la expedición de los Argonautas). El investigador soviético de la antigüedad, A., B. Snisarenko, en su maravilloso libro “Vlastiteli antichnikh morey” (Moscú, 1986) escribe que cuando Talos era incapaz de hundir las naves del invasor, su cuerpo se ponía al rojo vivo iniciando un incendio, que luego emboscaría a los intrusos al momento de su desembarco, y los acabaría envolviéndolos con su abrazo.

 

Ahora debemos volver a la tierra de Ugra.

 

Mucho me ha interesado otra deidad del pueblo Ob-Ugric. Se trata de Chooros nai anki (chooros significa “océano”, nai “deidad femenina”, así como “fuego” o “llama”; y anki quiere decir “madre”).

 

Aunque toda la información sobre esta deidad es muy contradictoria, dos investigadores pudieron averiguar detalles interesantes de la mitología de los Khanty. La información se publicó en Pro Ethnologia, número 11, bajo el título de “Yavun-iki, el Amo de Yugan como el Símbolo Cultural de Yugan Khanties”. Los autores son Irina Karapetova y Karina Solovyova.

 

Basándonos en esa investigación, Chooros nai anki surgió como la madre “del fuego celestial y de todo lo viviente", y es la diosa del “ardiente océano oriental”, o "el mar de fuego”. Algunas fuentes consignan que es la madre de Torum. Se considera que ella es la figura del " fuego extraño",  identificada con el violento torbellino mundial o el diluvio ardiente; puede ser tan poderosa como para ser "la señora de los destinos de otras almas."

 

Yo creo que la Mujer Dorada de la gente de Ob-Ugric era Chooros nai anki.

 

Quizá futuros esfuerzos de investigación me darán la razón.

 

Ahora permítasenos ver qué tanto más sabemos acerca de la Mujer Dorada desde el principio hasta el fin de los tiempos.

 

 

Vikingos

 

Thorir el Canalla fue con toda probabilidad la primera persona en dar información sobre la Mujer Dorada. Este señor era un vikingo y un forajido que había encabezado un ataque en las orillas del Mar Blanco en el año 1.023.

 

Thorir el Canalla también fue uno de los primeros y más destacados de todos los magnates noruegos con quien Olav Haraldsson (después San Olav) entró en serio conflicto. En el año 1.026 Thorir huyó, primero a Finmark (en el extremo norte de  Noruega), y después se unió a  Knut el Poderoso (rey de Dinamarca) en Inglaterra en 1.027. Thorir el Canalla luchó contra Olav por el control del comercio en Bjarmaland (la antigua tierra sobre la orilla oriental del Mar Blanco donde se localiza hoy la ciudad  rusa de Archangelsk). Este comercio fue un recurso que ayudó a Thorir para asegurarse una posición de poder en Noruega del norte, una posición de dominio que Olav quería que el Canalla perdiera.

 

Thorir el Canalla descubrió el antiguo nombre de la Mujer Dorada, Yumala. Al parecer el avezado forajido estaba inquieto por los informes sobre el ídolo. Yumala, supo él, se encontraba en el lejano bosque, ubicado en un montículo, y la tierra alrededor del ídolo estaba llena de tesoros y riquezas. La tierra del montículo bajo Yumala estaba mezclada con monedas de oro. Este hilo nos lleva a Finlandia.

 

 

Kalevala

 

La Kalevala es la épica nacional finlandesa, un compilado de la poesía oral antigua. Consiste en viejas baladas finlandesas y canciones líricas que describen a “los hijos de Kalevala”. Es comparable al Edda islandés y habla sobre los héroes pasados como hizo Homero en la Ilíada y la Odisea. En la  Kalevala, el poema épico más antiguo de los finlandeses, uno encuentra relatos maravillosos sobre los dioses de Finlandia, los dioses del aire y del agua, del fuego y del bosque, del Cielo y la Tierra.

 

Yumala es la reina del averno en esta épica. El ciervo es el animal favorito de Yumala... Kaleva es el reino mítico donde la mayor parte de la épica tiene lugar. Es similar a la Kalama de los sumerios. Inanna, permítasenos recordarlo, abandonó el

E-muc-kalama en Bad-tibira, y descendió al infierno.

 

Ésta es otra conexión con la tierra maravillosa del antiguo Sumer y su mitología.

 

Es curioso que el símbolo del Cosmos y la madre del Sol se representara como un ciervo en la mitología húngara. Hay también relación con la  Kalevala  finlandesa y las tablillas sumerias que contienen el mito de la creación sumerio que puede rastrearse en las leyendas húngaras.

 

 

Exploradores, viajeros y espías

 

Alessandro Guanini, el italiano que escribió Description of European Sarmatia (1.578), describió el culto de la Mujer Dorada. Además de las pieles propiciatorias, al ídolo se le obsequiaban también sacrificios de animales. Los mejores ciervos eran sacrificados, y su sangre se untaba en la boca y los ojos del ídolo. Luego, poco tiempo después, toda la sangre desaparecía misteriosamente. Guanini se preguntaba si el ídolo muerto se la bebía. ¿Estaba muerta la Mujer Dorada? Al parecer, el ídolo respondía a las preguntas con las respuestas correctas, y daba predicciones exactas.

 

Otro viajero europeo, un espía alemán, fue realmente un testigo ocular que (según por lo menos una versión) vio a la Mujer Dorada hablar e incluso gritar. El barón Siegmund von Herberstein (1.486-1.566) visitó Rusia en 1.517; y luego en 1.526-27. Él publicó el libro Rerum Moscoviticarum Commentarii (Viena, 1.549). El autor era un observador competente y perspicaz de Rusia. Herberstein presentó una gran descripción de las tribus que vivían en las tierras al este de los Montes Urales.

 

Sin embargo, el barón también escribió que los informes sobre la Mujer Dorada se  tradujeron de las descripciones rusas que él trajo. Él intentó encontrar a aquellos que hubieron presenciado realmente los acontecimientos paranormales en los informes que recibió, pero no pudo encontrar a una sola persona. Así que dejó los análisis a otros. Comentó que la estatua de la Mujer Dorada debe de haber tenido espacios vacíos dentro de ella, y que el viento causaría sonidos parecidos a un grito mientras soplaba a través de ellos.

 

Los años pasaron, y apareció en Londres otra confirmación sobre la Mujer Dorada.  

 

Anthony Jenkinson, un comerciante y aventurero inglés, viajaba por Rusia entre 1.557 y 1.560 como agente de la Company of Merchant Adventurers (una compañía de Moscovia). Se cree que Jenkinson es el primer europeo en cruzar Rusia de norte a sur. Fue el primer inglés (por lo menos del siglo 16) en adentrarse considerablemente en Asia Central más allá del Cáucaso. Él tomó apuntes metódicos y bastante exactos durante sus viajes. Su mapa está basado en observaciones de primera mano. Jenkinson  viajó desde Archangelsk hasta Moscú (donde se encontró con el zar Iván el Terrible). Después recorrió el Río Volga y el Mar Caspio hacia Bukhara, una de las ciudades en la antigua Ruta de la Seda Oriental. Regresó a Inglaterra en 1.560 donde compiló detallados informes de sus expediciones; y preparó un mapa en gran escala sobre cuatro pliegos que fue publicado por Nicholas Reynolds en Londres en 1.562. Una tierra llamada "Ugria" se mostraba allí ubicada en el extremo inferior del río Ob. La ilustración que se acompañaba representaba a ugranianos arrodillados delante de un ídolo femenino. Una nota, escrita por Aado Lintrop del Instituto del Idioma Estonio, sito en Tallin, Estonia, explicaba la imagen:

 

"Zlata Baba, la Dama Dorada de los Obians, adorada celosamente por los Yugrans. Este ídolo es consultado por el sacerdote acerca de lo que ellos deben hacer o adónde deben ir; y ella (el oráculo milagroso) da las respuestas a los que buscan su consejo”.

 

Para ser justo, debo presentar aquí la opinión de Aado Lintrop sobre la Mujer Dorada, de la misma publicación del Instituto:

 

“De hecho, ningún europeo ha visto nunca a ese ídolo y lo más probable es que nunca haya existido en la forma descrita (como una mujer hecha por completo de oro). Las bases para ese tipo de rumores fueron proporcionadas por el folklore de los Ob-Ugrian donde Kaltesh-ekva  se describe por lo general como dorado.”  

 

Aunque yo no estoy de acuerdo con el científico estonio acerca de la Mujer Dorada, tengo profundo respeto y admiración por su investigación y trabajo de campo. Pocas personas en el mundo han dedicado tanto esfuerzo para estudiar la cultura y mitología Ob-Ugric como él lo ha hecho.

 

 

La Conquista

 

Aunque los cazadores y comerciantes de Rusia ya sabían de "Yugra" en el siglo 11, este conocimiento no se usó para promover la coexistencia pacífica.

 

Ya en el 1.032 AD, los rusos consideraban a los Mansi como enemigos, y los guerreros Novgorod los tomaron por asalto sin éxito. Había habido otros conflictos sangrientos entre los rusos y el pueblo Ob-Ugric a lo largo de los siglos. Los tártaros, también, atacaron las tribus Ob-Ugric y emprendieron la guerra contra ellos.

 

Empezando con el siglo XV, la Gran República de Novgorod y después (en el siglo XVI) el Estado Moscovita ya se había inmiscuido en el pueblo Ob-Ugric y había fundado distantes ciudades comerciales. Los  Khanty junto con los Mansi sumaban aproximadamente 16.000 personas cuando la población de la Rusia Moscovita probablemente ya contaba con unos 10 millones.  

 

La anexión de "Ugria" al Estado Ruso empezó después de que el Khan siberiano  Kuchum fue derrotado.

 

Siberia se unió al Estado Moscovita después de la legendaria y sangrienta campaña de Yermak Timofeyevich, el “ataman” (jefe). El líder de una “vataga” (banda) de cosacos rusos independientes. Él se pasó los primeros tiempos de su carrera saqueando las naves del zar en el Volga. Después entró al servicio de una adinerada y legendaria familia de comerciantes, los Stroganovs. Las hazañas y alabanzas de Yermak se cantan de un extremo al otro de Rusia.

 

Los Stroganovs enviaron a Yermak a una expedición para proteger sus tierras en Siberia Occidental del ataque de las tribus locales. Pero él se convirtió en mucho más que un mero oficial de seguridad; Yermak se transformó en un conquistador de grandes territorios. Los cosacos rusos penetraron rápidamente hacia el Este por tierra y en embarcaciones fluviales. Ellos construyeron una cadena de pequeñas fortalezas y pusieron un impuesto sobre la población nativa (a las pieles preciosas).  

 

Después de derrotar al Kuchum-khan y ocupar Isker (la capital del khanstvo-khanate siberiano) en el otoño de 1.582, Yermak envió a un pequeño grupo de cosacos a lo largo de Irtysh (al final del invierno de 1.583). El grupo bajo el mando de Bogdan Bryazga pasó por las tierras del Konda-(Pelymsk Voguls) y se aproximó a la ciudad de Samarovo. Los Ostyaki (en realidad, los Ob-Ugrians), superados por un ataque súbito de los cosacos, fueron obligados a batirse en retirada. Samar, el príncipe del principado de Belogorodskoye, fue asesinado. Pero los cosacos de Yermak fueron incapaces de conquistar el pueblo del Khan Nimyan. Un Chuvash local, un espía de los cosacos, fue enviado allí en una misión de reconocimiento. Cuando volvió, dijo que pudo observar cómo los Ostyaki le rendían culto a la Mujer Dorada. El ídolo estaba parado sobre una charola llena de agua. Los guerreros del pueblo bebían este agua, y juraban su lealtad para defender su objeto más sagrado, la Mujer Dorada.

 

Los cosacos entendieron que la estatua era valiosa, y triplicaron sus esfuerzos para conquistar el pueblo. Cuando tuvieron éxito, la Mujer Dorada desapareció. ¿Cómo el ídolo le hizo esto al pueblo en primer lugar, si se lo guardara en un bosque distante? Mucho pudo haber ocurrido en los cinco siglos después de que Thorir el Canalla describió al ídolo. Los cosacos eran gente práctica, y los nativos fueron torturados para revelar el secreto del paradero de la Mujer Dorada. La respuesta que pudieron obtener fue que Yumala había partido en una nube. Luego vino la venganza. El legendario Yermak falleció; estaba herido, y se ahogó en el río, tumbado por su pesada armadura. Los cosacos corrieron el rumor de que una diosa vengativa había matado a su ataman.  Así que después de que su cota de malla fue hallada, ellos la enviaron a la casa del tesoro de Yumala. Sin embargo, las tropas rusas volvieron a tomar el territorio en 1.586. Yo no he podido saber qué le pasó a la casa del tesoro del ídolo siberiano.

 

Seguro, lo más probable es que ni los viajeros europeos, ni los constructores del imperio ruso hayan visto nunca al ídolo.

Por supuesto, han habido otras referencias a la Mujer Dorada en la Rusia y Europa Oriental medievales, pero ninguna tan dramática. Después de todo, los comerciantes rusos de Novgorod cruzaron los Urales ya en el siglo 13 para comerciar pieles con las tribus nativas. Aunque han habido campañas militares, bajo varios zares rusos, fue la toma de Kazan khanate en 1.552 por el zar Iván IV lo que abrió el camino para la expansión rusa en Siberia.

 

Después de que Siberia Occidental se convirtió en parte del imperio ruso, tuvo lugar a continuación la destrucción de ídolos. Las creencias paganas fueron erradicadas en todo el territorio. Y de esta manera, los ídolos fueron quemados en el siglo 18. Entre los años de 1.714 and1.722, los Mansi se habían convertido a la ortodoxia rusa. Pedro el Grande, el renombrado zar ruso, dictaminó que aquéllos que se resistiesen fueran eliminados. Se quemaron símbolos importantes de la religión Ob-Ugric tales como el Hombre Viejo del templo pagano del ídolo de Ob. El ídolo, sin embargo, fue destruido ya en el siglo 16 por los conquistadores cosacos (según la historiadora rusa Olga Astafyeva, ellos usaron cañones para hacerlo pedazos en el año 1.585). El ídolo Ganso de Cobre de la aldea de Troitskoye fue aplastado y arrojado al río. Se quemaron otros ídolos, y se emplazaron cruces en los sitios de los santuarios  sagrados de los Ob-Ugric. Se construyeron iglesias ortodoxas rusas en todo el territorio.

 

Los rusos no fueron como los conquistadores españoles que exterminaron a las civilizaciones indias en el Nuevo Mundo. Las campañas militares de los Estados Unidos contra los nativos americanos a lo largo del siglo 19 fueron a menudo más crueles que la conquista rusa de Asia, y produjeron desastres similares para los nativos. Canadá, también, en ocasiones obligó a su población americana nativa a abandonar sus creencias. No obstante, la conquista de Siberia fue bastante sangrienta.

 

Pero a pesar de las campañas imperiales rusas contra las creencias nativas y los ídolos, Yumala o la Mujer Dorada ha sobrevivido.

 

 

Savva el Viejo

 

Hacia el final de 1.892, un famoso explorador de los Urales, Konstantin Nosilov, recorrió el río Konda para aprender sobre las tradiciones y estudiar la vida de los Voguls. Su pariente, P., Infantyev lo acompañó. Ambos navegaron muy apretados en un diminuto barco, pero pasaron momentos maravillosos visitando a los lugareños en sus chozas, y aprendiendo acerca de ellos. Las chozas estaban llenas de garrapatas y pulgas, pero este hecho no disminuyó el entusiasmo de los exploradores rusos. Infantyev quedó tan cautivado con esta etnografía que después viajó a lo largo de Rusia, y escribió más de 40 libros sobre sus pueblos y tribus. Él tenía profundas impresiones sobre la tierra de los Voguls, y publicó en 1.892 una historia titulada “Brujerías del Shaman” en un periódico de Yekaterinburg. 

 

Luego, en 1.904, Nosilov, mientras viajaba por la cuenca alta del Konda, se encontró con un anciano ciego llamado Savva. El anciano se había quedado ciego en su juventud. Savva no entró en detalles específicos sobre su terrible experiencia, sin embargo dijo lo suficiente para que Nosilov comprendiera que el anciano había visto algo prohibido. Finalmente Savva cedió, y le habló al viajero ruso sobre la Mujer Dorada (agregando que siendo ya muy viejo se moriría pronto de todos modos) diciéndole lo siguiente:

 

“No hay nada extraordinario sobre ella. Es simplemente una mujer desnuda. Está sentada. Y es muy bonita, como debería ser una mujer. Ella está sosteniendo un cuenco o un plato en sus manos, pero el objeto está vuelto al revés. Pero quizá no es un plato...”

 

 

Antes de la tormenta

 

Ningún otro testigo se presentó desde entonces para contar algo acerca de la Mujer Dorada. Nubes de tormenta se avecinaban sobre Rusia, y las lluvias sangrientas estaban a punto de caer sobre sus ciudades, pueblos, y aldeas. Yo no sé si la Mujer Dorada fue destruida en los turbulentos tiempos que siguieron, o si la estatua fue rescatada de algún modo.

 

Los Ob-Ugrians han estado viviendo en el excepcionalmente riguroso clima de Siberia y el extremo norte por miles de años. La suya fue una tradicional cultura ecológica que mucho se adecuaba a estas condiciones. Pero ni esta frágil cultura ni su legendaria o mitológica Mujer Dorada pudieron resistir la expansión imperial y la civilización tecnológica que la acompañó.   

 

El siglo19 trajo para los Ob-Ugric la explotación por parte de los rapaces comerciantes rusos y los oficiales zaristas. El licor, las enfermedades, las deudas, y la pérdida de la tierra ante los invasores de sus territorios debilitaron a los nativos.

 

Después vino la sangrienta revolución rusa y la toma del poder por los bolcheviques.

 

 

Unas “katnos” hacia el “vorga”

 

Valentin Krapiva cree que la sagrada Mujer Dorada de Ugra todavía está oculta en alguna parte dentro del área. Él mencionó ocultas expediciones a la tierra de Ugra para encontrar específicamente a la Mujer Dorada.  

 

Pero yo no pude encontrar ninguna mención sobre tales expediciones, lo cual no es sorprendente porque dudo de que la misión y objetivo de tales expediciones fueran el traer la estatua a un museo nacional. El investigador ucraniano supone que la Mujer Dorada realmente está ayudando a que la gente de Ob-Ugric oculte su presencia a los ojos entrometidos. En 1.962 una interesante información sobre la estatua llamó la atención de Krapiva. Ese año, un anciano cazador ruso, Anton Kadulin, reveló un relato que le contó una Mansi, Danila Surguchev. La Mansi afirmó que nadie encontraría nunca en la vida a Zolotaya Baba. Y agregó que hay una isla diminuta entre los pantanos de la taiga. Es posible alcanzarlo a través de las marismas, pero nadie sabe el camino. Hay sin embargo un “vorga” (sendero del reno) a la isla.  Uno puede encontrarlo leyendo las “katnos” (señales secretas). La señal es ésta: una flecha cruzada por otras dos flechas.  

 

¿Hay una isla tal entre los pantanos de las oscuras coníferas de la taiga? ¿Los menkvi custodian a Chooros nai anki, la Mujer Dorada de Ugra, que está sosteniendo en sus manos un objeto en forma de platillo, y es capaz de dar respuestas correctas y predecir el resultado de cuestiones humanas? Está allí cualquiera que sea capaz de prestar servicio a los guardianes y a la estatua, poniendo al día sus programas, partes de recambio... ¿o es todo esto sólo un mito de una tierra lejana?   

 

 

Un siglo de dolor, una lucha por sobrevivir...

 

El Partido Comunista sometió a los Khanty y al pueblo Mansi al ateísmo militante, la propaganda política y las campañas de colectivización. Los niños fueron obligados a entrar a escuelas de internos, aislados de sus "retrasados” padres. Se eliminaron a los individuos prósperos y a sus familias, los shamanes fueron muertos o encarcelados, las sagradas arboledas de culto, así como las tumbas, profanadas.

 

El Distrito Nacional Autónomo Khanty-Mansi se formó en 1.930.

 

Hubo resistencia al régimen comunista, como en otras partes de Rusia. Los criadores de renos se levantaron en armas contra la colectivización, y atacaron la ciudad de Vorkuta. El ejército usó aviones para dominar a los Nenets. También, el Ejército Rojo aplastó la revuelta Kazyn de 1.933 y quemaron sus pueblos mientras la Fuerza Aérea Roja bombardeaba los pueblos distantes. La revuelta fue causada por la persecución de los shamanes, la destrucción de las arboledas sagradas y los cementerios, y la eliminación de la cultura nativa. Aquellos que habían tomado parte en los tradicionales ritos fúnebres del oso fueron condenados a diez años de prisión en los campos de concentración de GULAG. La caza del oso también fue proscrita y prohibida.

 

Y sin embargo, a pesar de todos los antirreligiosos y las medidas de terror empleadas por el Partido Comunista, los shamanes y el shamanismo sobrevivieron en Siberia hasta el presente. Pero por el alcoholismo y la plaga de suicidios, los Khanty y Mansi perdieron su identidad nacional, el sustento tradicional, son incapaces de ajustarse realmente al modo de vida industrial debido a las diferencias culturales, y a menudo se convierten en marginados de la sociedad.  

 

En los años 1.950 y 60 se descubrieron enormes reservas de gas y petróleo en Siberia occidental. La exploración de petróleo y gas y el almacenamiento en sus tierras junto con la explotación del bosque trajeron una catastrófica degradación del medioambiente para los Ob-Ugric, y produjo incluso una nueva disminución de la población. El petróleo ha contaminado las pasturas y las aguas alguna vez llenas de peces, los ductos de gas y petróleo han bloqueado los caminos del reno, y los persistentes incendios han destruido los bosques.

 

 Como una medida de defensa, durante la época de la perestroika, los habitantes indígenas unieron sus recursos y formaron la “Associaciya korennyh malochislennyh narodov Severa, Sibiri i Dal'nego Vostoka Rossijskoj Federacii” o “Asociación de Pequeños Pueblos Aborígenes del Norte, Siberia y Lejano Este de la Federación Rusa”. El pueblo Ob-Ugric fue incluido, así como los samoyedos, Chukchis, Evenks, y otros.

 

Ellos aprendieron a hacer valer sus derechos, y han presionado a la legislatura rusa para que se les diera un tratamiento especial a los "pequeños pueblos del Ártico".

 

Los Khanty y los Mansi son algunas de las pocas minorías indígenas de Siberia con autonomía en la forma del okrug autónomo. La autonomía ayuda en su lucha contra la explotación industrial que está invadiendo la taiga.

 

En el Distrito Autónomo Khanty-Mansi el Decreto de Entrega de Tierra Comunal a los  Aborígenes para Uso Eterno se aprobó en 1.992, y La Ley de Recursos Minerales estipula que una parte de la ganancia de la explotación de recursos naturales debe ser invertida por las administraciones locales para mejorar las condiciones sociales y económicas de los pueblos indígenas.

 

Rusia es una democracia joven, transitando su propio camino hacia la libertad y prosperidad. Ha tenido una vívida y a menudo sangrienta historia. Actualmente, el país está pasando por un proceso doloroso de cambio. Sin embargo,  creo yo en la grandeza que el futuro le depara al país y a las diversas etnias que constituyen su población.

 

 

Una diosa dorada muy moderna

 

La tierra de Ugra tiene su propia televisión, y esa televisión nacional tiene una festividad para celebrar: la “Pandereta Dorada” (Zolotoy Buben). El premio principal para ganar en la fiesta es la estatuilla de la Diosa Dorada de Ugra. Docenas de estudios de televisión compiten para ganar el prestigioso premio. Un tercio del festival televisivo de la  “Pandereta Dorada” ofrece un interesante documental titulado "Bajo la protección de Anki Pugos", una película sobre una mujer de Khanty que enseña el respeto por la cultura indígena de las minorías de Siberia.

 

En 1.998 el gobernador de Okrug creó un premio especial para los ganadores del festival, una estatuilla para simbolizar a la Diosa Dorada de Ugra, una mujer joven de ensueños. Un nativo Khanty, Mikhail Shashurin, creó el diseño y éste fue fundido en metal por un renombrado escultor de Moscú, Leontiy Ozernikov. Luego,  cuando el cuarto festival estaba a punto de comenzar, una estatua de la Diosa Dorada se puso a la entrada de la compañía de televisión "Yugra". La ciudad de Khanty-Mansiysk es la única ciudad en Rusia que tiene tal estatua...

 

Quizá gran parte de lo sucedido con los Ob-Ugrians sea instructivo. Tal vez un día ellos puedan incluso hallar a su antigua Mujer Dorada, escondida en algún remoto y olvidado rincón de la taiga siberiana. Un descubrimiento tal podría llevarnos a resolver los antiguos enigmas de Creta minoica, Sumer, China, y más allá...

 

 

EL AUTOR es escritor, disertante e investigador especializado en fenómenos anómalos acaecidos en Rusia, Europa Oriental y Asia Central. Sus artículos se han traducido a varios idiomas, y su libro The Soviet UFO Files se publicó en 1998, en inglés, checo, y holandés. Su último libro, en coautoría con Philip Mantle, fue publicado en español, en 2010, bajo el título Expediente Soviet UFO.

 

© Copyright Paul Stonehill. Todos los derechos reservados

Traducido y publicado con permiso expreso del autor.

 

Queda prohibida su reproducción sin autorización previa del autor.